Año 4 - Edición Digital - Jueves 23 de Noviembre de 2017 - Añelo - Neuquén - Patagonia - Argentina
Actualidad | Inversiones | Gremiales | Sociedad | Internacional | Policiales | Política | Cultura | Opinión | Correo Lectores | Editorial
ACTUALIDAD
  jueves | 26-10-2017 | 08:22 | Tiempo de lectura 02:30 (502 palabras)
Sin definiciones sobre el nuevo plan Gas

En la industria se esperan definiciones para los nuevos y viejos proyectos no convencionales. Todavía no hay desarrollos aprobados en la Resolución 46. Se estima que en el mes de noviembre habrá definiciones.

La industria petrolera está esperando definiciones sobre el casi el 25% de la producción de gas del país, que debe cerrar en noviembre la discusión con el ministerio de Energía por las condiciones para ingresar en el denominado nuevo plan gas.

La Resolución 46 de la cartera que dirige Juan José Aranguren establece una garantía de precio para el fluido no convencional de la Cuenca Neuquina entre 2018 y 2021. Inicialmente se indicó que todo proyecto con un nuevo plan de inversiones quedaría contenido en la iniciativa.

Incluso se le devolvió la voz y el voto a las provincias al establecerse que serían las administraciones locales las que darían el primer visto bueno para que los proyectos ingresen al plan. Esto parecía sumarle atractivo a la iniciativa ya que se acelerarían nuevas inversiones y las compañías podrían utilizar sus apuestas para obtener las concesiones no convencionales de las áreas.

Pero el escenario se complicó cuando a más de 10 meses de aprobada la resolución ningún proyecto fue oficialmente ingresado al plan.

La provincia de Neuquén aprobó seis nuevas concesiones no convencionales en lo que va del año. Para todas ellas se presentaron nuevos proyectos de inversión con un horizonte de unos nuevos 40 millones de metros cúbicos de gas. Incluso el agresivo desarrollo de Techint en Fortín de Piedra aún no tiene el sello de ingreso al sendero oficial de precios para el gas.

El esquema de Aranguren, que asegura 7,5 dólares por millón de BTU para el primer año y 6 dólares para el último, fue la clave para destrabar esas inversiones.

Por otra parte, hay una discusión en paralelo que es la que se lleva toda la atención. Qué ocurrirá con los “viejos” proyectos de gas con los que, apoyados en precios subsidiados, el país logró detener la curva de declino. Esos planes sostén vencen el 31 de diciembre de este año, justo un día antes de que entre en vigencia el nuevo programa.

Las operadoras entienden que los desarrollos realizados y las inversiones en infraestructura para canalizar la creciente producción deben ser consideradas dentro del nuevo esquema. Agregan además que atar esos volúmenes de gas a los precios domésticos del mercado sería condenarlos a su extinción.

La reunión, prevista para las próximas semanas, busca acordar un mecanismo para poder incluir esa producción ya que las condiciones para la nueva extracción no convencional estarían garantizada. Las discusiones y las presiones se concentran sobre el mecanismo que aplicará el gobierno nacional.

Según consigna el diario “Río Negro”, la opción más fuerte que circula entre la industria es la creación de una escala con porcentajes de crecimiento para cada proyecto. En términos generales se establecerían metas de producción a alcanzar para conseguir el sendero de precios propuesto por el gobierno nacional.
(20171026082201) | Tiempo de lectura 02:30 (502 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

Acceso
Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014 - Desarrollado por Editorial Patagonia Activa ® 2003-2017 - Tiempo: 0.0311 segundos. (7k)