Año 4 - Edición Digital - Miércoles 13 de Diciembre de 2017 - Añelo - Neuquén - Patagonia - Argentina
Actualidad | Inversiones | Gremiales | Sociedad | Internacional | Policiales | Política | Cultura | Opinión | Correo Lectores | Editorial
ACTUALIDAD
  viernes | 17-11-2017 | 08:29 | Tiempo de lectura 02:18 (463 palabras)
Exxon y Pampa Energía trabajan en la división de Sierra Chata

Desde las firmas aseguraron que no se activaría antes de 2018. Las empresas planean desembolsar 520 millones de dólares en cinco años. La operatoria permite que de un sólo bloque se obtengan dos nuevas concesiones, algo que ya ocurrió con el bloque Bandurria que se repartió entre Pan American Energy, YPF y Wintershall.

El último anuncio de inversión que realizó el gobernador Omar Gutiérrez no se concretará hasta el 2018. Así lo confirmaron de las compañías, Exxon Mobil y Pampa Energía, que negocian las condiciones técnicas para la partición de Sierra Chata donde desembolsarán 520 millones de dólares en cinco años. Ambas empresas reconocieron que se encuentran en tratativas pero anticiparon que difícilmente el acuerdo se cierre antes que termine el año.

Como se recordará, el mandatario neuquino se reunió la semana pasada con el vicepresidente de la compañía norteamericana, Glenn Scott, y el titular de la nacional, Marcelo Mindlin. Allí los técnicos de las empresas lo pusieron al tanto de las líneas de negociación y los montos estimados a desembolsar, pero también le anticiparon que afinan los detalles para la división del área.

Ese punto es en el que se trabaja. Como ocurrió con otros extensos bloques -Sierra Chata tiene 865 km2- se buscará partirlo en mitades. Esto es algo que el gobierno neuquino ve con buenos ojos ya que entiende que las operadoras pueden enfocarse con mayor detenimiento en cada porción y que de lo contrario se desaprovecharía superficie a desarrollar.

A los efectos legales la división, que según anticipó Gutiérrez se denominará Sierra Chata Sur y Norte, les permitirá a las compañías no sólo operar al 100% su bloque -al que podrán ingresar socios- sino que además conseguirán una concesión no convencional de 35 años.

La maniobra permite que de un sólo bloque se obtengan dos nuevas concesiones. Un esquema que ya se utilizó durante la gestión del exgobernador Jorge Sapag con el bloque Bandurria que se repartió entre Pan American Energy, YPF y Wintershall.

Este año las mismas compañías junto a Total acordaron dividir el área Aguada Pichana en dos. Para ese caso también consiguieron una concesión de 35 años y acordaron que los nuevos porcentajes de participación sólo aplicarían a la formación Vaca Muerta.

Exxon y Pampa Energía le confirmaron a Gutiérrez un bono de explotación de 22,875 millones de dólares. Uno de los más alto pagado hasta ahora. Además desembolsarán 7,125 millones de dólares por Responsabilidad Social Empresaria (RSE) y otros 2 millones de dólares por Sellos.

Sobre el piloto, que se dividirá en etapas de dos y tres años, no se dieron mayores detalles. Pero reconocieron que será determinante para el futuro del proyecto su inclusión dentro del nuevo Plan Gas (Resolución 46).
(20171117082901) | Tiempo de lectura 02:18 (463 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

Acceso
Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014 - Desarrollado por Editorial Patagonia Activa ® 2003-2017 - Tiempo: 0.0299 segundos. (7k)