Año 5 - Edición Digital - Martes 19 de Junio de 2018 - Añelo - Neuquén - Patagonia - Argentina
Actualidad | Inversiones | Gremiales | Sociedad | Internacional | Policiales | Política | Cultura | Opinión | Correo Lectores | Editorial
ACTUALIDAD
  miércoles | 13-06-2018 | 07:54 | Tiempo de lectura 01:57 (390 palabras)
El Gobierno busca recaudar US$ 950 millones por la venta de dos centrales térmicas

Dos centrales térmicas construidas con dinero de la ex Enarsa salieron a la venta. Se trata de Ensenada de Barragán y Brigadier López, por las que el Gobierno Nacional espera recaudar cerca de US$ 950 millones.

Hubo 11 empresas que manifestaron interés en esta licitación, a través de consultas que hicieron llegar a Integración Energética Argentina (IECSA), la empresa que tomó las funciones de Enarsa.

Entre ellas están YPF Luz y dos "empresas extranjeras" que no están aún en la Argentina, según contó Hugo Balboa, titular de Ieasa al diario Clarín. Todas deberán probar que poseen bagaje en generación eléctrica durante el último lustro, ya sea en el país o en el exterior.

Ensenada de Barragán y Brigadier López funcionan a gas. En su construcción, participó el Estado a través de Enarsa. Sin embargo, hubo desacuerdos en el proceso entre Enarsa y las constructoras (Iecsa, que fue del primo del presidente Mauricio Macri y luego pasó a Marcelo Mindlin). La empresa estatal -bajo la actual gestión- también le rescindió el contrato de Iecsa e Isolux (con la que también hay un pleito por su rol en la usina de Río Turbio).

Los pliegos para ambas centrales están a la venta por US$ 20.000 y US$ 10.000. El organismo responsable reconocerá deuda del Estado y otros compromisos asumidos por las centrales. Sobre esos pasivos, consideran que son fruto del problema de diseño de ambas, que salieron de Enarsa bajo la gestión del ex ministro de Planificación, Julio De Vido, que está detenido.

Aunque el precio surgirá de las propuestas, Balboa calcula que superarán los US$ 950 millones. Como existen deudas o compromisos contraídos por US$ 600 millones (que la empresa estatal transferirá al próximo comprador), el ingreso neto en la caja estatal estaría en torno a los US$ 350 millones.

Los ofertantes por las centrales deberán presentar propuestas en las que combinen dinero en efectivo y rescate de deuda que ya tienen las centrales, aunque hay un límite sobre la incidencia de este aspecto.

Para ello, se necesitan avales del Tesoro Nacional y la presentación de garantías (como US$ 20 millones en el caso de Ensenada de Barragán). Los contratos también incluyen otras cláusulas, como mantenimiento por parte de Siemens y provisión a algunas distribuidoras.
(20180613075401) | Tiempo de lectura 01:57 (390 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

Acceso
Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014 - Desarrollado por Editorial Patagonia Activa ® 2003-2018 - Tiempo: 0.0293 segundos. (7k)