Año 5 - Edición Digital - Lunes 19 de Noviembre de 2018 - Añelo - Neuquén - Patagonia - Argentina
Actualidad | Inversiones | Gremiales | Sociedad | Internacional | Policiales | Política | Cultura | Opinión | Correo Lectores | Editorial
ACTUALIDAD
  domingo | 24-06-2018 | 00:01 | Tiempo de lectura 03:32 (709 palabras)
Para Lacroze habrá más crecimiento en la energía renovable

El presidente de Shell destacó el potencial eólico y solar en Argentina y destacó la diversificación de la empresa que, además de petróleo y gas, incluye a energía renovable y biocombustibles.

A mediado de junio se realizó en Bariloche la Segunda Reunión del grupo de trabajo Transiciones Energéticas y del encuentro de Ministros de Energía del G2 que también reunió a actores del ámbito privado en eventos paralelos.

Uno de los participantes fue Teófilo Lacroze, presidente de Shell, quien opinó sobre las transiciones a la energía más limpia. “Creemos que es clave discutir que hay combustibles más limpios, como los biocombustibles, el hidrógeno y otras tecnologías. Es decir, no se va de hoy a 100% energías renovables, porque hay que resolver un montón de desafíos en el camino", dijo.

"Claramente, nosotros tenemos un gran potencial de crecimiento en renovables, que se está concretando. Y es esperable que el mayor crecimiento venga de renovables. Pero todo es progresivo. Cuando mirás la Argentina 2030, el gas todavía es importantísimo. De hecho, en los escenarios que nosotros tenemos, para la Argentina y el mundo, es más gas, no menos: es menos proporción de gas en la matriz total, pero, en cuanto a consumo, es más, porque la demanda por energía crece", profundizó.

Y continuó: "Cuando empezás a entender cómo evoluciona el mundo y este crecimiento de demanda, te puedo decir que, por los próximos 10-20 años, va a haber más demanda por petróleo y, por los próximos 30-40 años, más de gas. El camino no se discute: vamos a la neutralidad carbónica. El tema es que no hay nada estable. En general, nosotros trabajamos mucho con escenarios. Lanzamos uno nuevo que se llama Sky, que intenta replicar los compromisos según el Acuerdo de París hasta 2040 y, de ahí, intentar hacer una convergencia a net zero emisiones. Ahí, se ve claramente que, hasta 2040 inclusive, sube el consumo de petróleo al principio. Después, empieza a caer. Lo mismo el gas. Nosotros, como Shell, creemos que vamos a necesitar más de todo. No podemos hablar de si es renovables o gas. Es todo. Es diversificación", dijo en una nota publicada por El Cronista Comercial.

Lacroze afirmó que Shell se volcó hacia una apertura de su apuesta económica. En Brasil, y a través del joint venture Raízen, la firma cuenta con 24 ingenios, en los que produce azúcar y etanol. "Hoy, somos el mayor productor de biocombustibles del mundo y, si a eso le sumás cuanto biocombustible tradeamos porque estamos presentes en 100 países, también somos el mayor consumidor. Es decir, tenemos el mayor volumen transaccionado de biocombustibles del mundo", afirmó.

Las inversiones renovables de Shell en la Argentina, de todos modos, todavía tendrán que esperar. "Hoy, nuestro foco es en el upstream, petróleo y gas no convencional; en el downstream tenemos una operación muy grande, que tiene 104 años, que es la operación que en abril anunciamos la venta a Raízen. Estamos mirando renovables. Creemos que la Argentina tiene un gran potencial eólico y solar, lo que pasa es que esos son proyectos que tienen que entrar en el pipeline de inversiones del grupo. ¿Dónde tenemos proyectos renovables hoy? Generalmente, en países en los que el marco regulatorio tiene años, para no decir décadas", señaló.

No obstante, más allá de los nuevos desarrollos, la apuesta al gas es indiscutible para Shell. "Tenemos tres áreas que son clave para el futuro no convencional: Canadá, los Estados Unidos y la Argentina", puntualizó Lacroze. Y, en lo hace a la Argentina, el nombre del juego no es otro que Vaca Muerta. Allí, la petrolera anglo-neerlandesa cuenta siete concesiones: Sierras Blancas, Cruz de Lorena, Águila Mora, Bajada de Añelo y Coirón Amargo, que son operadas por la firma; y Rincón La Ceniza y La Escalonada, que son operadas por Total. Todas se encuentran en fase piloto. "Estamos mucho más avanzados en Sierras Blancas y Cruz de Lorena, que son nuestras primeras áreas, y ya estamos para tomar la decisión de avanzar y tener más actividad. Son áreas de petróleo, no de gas", explicó el ejecutivo. "Hoy, perforamos entre nueve y 10 pozos por año en las diferentes áreas que operamos. Todavía no tenemos ningún área en desarrollo full".
(20180624000101) | Tiempo de lectura 03:32 (709 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

Acceso
Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014 - Desarrollado por Editorial Patagonia Activa ® 2003-2018 - Tiempo: 0.0292 segundos. (7k)