Año 5 - Edición Digital - Viernes 19 de Octubre de 2018 - Añelo - Neuquén - Patagonia - Argentina
Actualidad | Inversiones | Gremiales | Sociedad | Internacional | Policiales | Política | Cultura | Opinión | Correo Lectores | Editorial
ACTUALIDAD
  miércoles | 08-08-2018 | 18:23 | Tiempo de lectura 05:53 (1178 palabras)
Hoy las SGR son una herramienta fundamental para el financiamiento de las PyMes

Las sociedades de garantía recíproca permiten asistir mediante garantías a pequeñas y medianas empresas y otorgar financiamiento para diferentes proyectos. Acindar Pymes ya lleva un centenar de empresas asistidas en Neuquén.

Las sociedades de garantía recíproca (SGR) son entidades financieras que tienen como objetivo principal facilitar el acceso al crédito a las pequeñas y medianas empresas (PyMES), otorgando avales que mejoren sus condiciones de financiamiento a través de bancos, mercado de capitales y proveedores.

Las SGR no prestan dinero, sino que otorgan garantías hacia los acreedores de las PyMES brindando mejores opciones de plazo, tasa y condiciones de crédito que sólo obtienen contando con un aval.

Vaca Muerta News dialogó con Jorge Laya, miembro del Consejo de Administración de Acindar Pymes quien señaló que Acindar Pymes ya asistió a 101 Pymes en Neuquén en los últimos 4 años y 2100 en todo el país.

El CEO de Acindar PyMES, explicó que una de las principales funciones es la de asesoramiento y la posibilidad de otorgar financiamiento a pequeñas y medianas empresas. Este financiamiento, se ofrece mediante tres posibilidades. “Una primera ventaja es el descuento de cheques. Es decir, una pyme que opera y está acostumbrada al descuento de cheque, si va con una garantía de una sociedad de garantía recíproca, va a reducir sustancialmente su costo financiero, mediante un mecanismo muy ágil y sencillo”, dijo.

“Luego tenés la financiación a través de entidades financieras. Muchas veces para una pyme argentina poder llegar a ser sujeto de un banco, es una tarea muy ardua. Hay una posibilidad de que la Pyme consiga a llegar a bancos a mediano y largo plazo, con costos de empresas de primera línea, a través de una sociedad de garantías recíprocas”, expresó.

“Y la tercera posibilidad es llegar al mercado de capitales, que es el mismo mercado en donde se descuentan los cheques, pero con un instrumento que lanzó el gobierno que se llama Obligación Negociable Simple que es más sencilla de armar y gestionar para una pyme con menor costo, que las obligaciones negociables tradicionales y con la garantía de una sociedad de garantías recíproca, el proceso desde que la pyme arranca y hasta que recibe el dinero, puede durar entre 30 y 45 días”, explicó Laya.

En este sentido, explicó que la obligación negociable simple es un compromiso de pago a mediano y largo plazo que se instrumenta a través del mercado de capitales. “Esto se hace en la forma de un título llamado obligación negociable simple y que, con el aval de una SGR, ese título es comprado por inversores, con tasas más convenientes que las que puede estar cobrando un banco a tres o cuatro años”, dijo.

“La obligación negociable simple es un compromiso de la pyme a favor de los que le prestan el dinero, de cumplir y honrar ese título. El inversor lo compra tranquilo porque hay atrás una SGR, que, en caso de no pagar, se hace cargo del compromiso”, expresó.

“Para que una Pyme lance una obligación negociable simple, se contacta con una SGR, que le pide una pre clasificación. Una vez con esa preclasificación, se contacta todo de manera digital a través de la página de la Comisión Nacional de Valores, donde está explicada la documentación que hay que subir en forma digital. Hay un proceso donde la pyme tendrá que presentar alguna documentación tanto en la SGR o en la CNV y mediante esta obligación negociable simple, la pyme lanza un título de deuda, con interés que depende del mercado”, dijo.

Laya aclaró que hay una intención de acercar el mercado de sociedades de garantías recíprocas a PyMES que estén más en la informalidad y llevarlas a la formalidad. “Uno de los secretos es tratar de quien está en la informalidad, se acerque a la formalidad y gana el Estado y la Pyme. El estado gana porque empieza a recaudar dinero que quizás se escapa y la Pyme porque mejora su costo financiero y en el medio la sociedad de garantía recíproca puede hacer un trabajo bastante importante, ya que la calificación de SGR es distinta a la que hace el banco, ya que no prestamos plata, sino que damos garantías”, agregó.

“Nosotros miramos más el carácter, el proyecto, el futuro. Yo he viajado muy seguido por Vaca Muerta y nos encontramos con muchas PyMES en el Parque Industrial de Neuquén con historias malas y números malos, con largos procesos de inactividad y con contratos interesantes con YPF, pero no accedían a financiación porque los bancos miraban los números y no se la podían otorgar”, agregó.

“Nosotros, como SGR, no miramos el pasado, miramos el futuro, el contrato, el carácter de esas PyMES neuquinas y decidimos acompañarlas en la compra de maquinarias, en inversiones. Es cierto que hay que tener números en orden, pero a veces las SGR miran más que eso”, dijo.

Consultado sobre el acceso a las SGR, Laya dijo que pueden acceder desde micro PyMES a PyMES. “El único requisito para acceder a estos beneficios, es obtener el certificado Pyme, un certificado que se consigue a través de la página de AFIP, en la web”, aclaró.

“Si la AFIP te emite un certificado, ninguna SGR puede no recibir a esa Pyme. Puede haber casos, donde no se obtenga por deudas con AFIP, pero de la mano de una sociedad de garantías recíprocas, que puede avalar a la Pyme para que consiga financiación y pagar la deuda con el fisco, se puede obtener el certificado”, dijo. “Más que entrar en números lo más importante es tener el pasaporte Pyme que te da la credencial necesaria para acceder a la Sociedad de Garantía Recíproca”, aclaró.

“También es bueno que la SGR pueda asesorar a la empresa y ver si es un buen momento de tomar deuda y entender para qué quiere la plata y si el proyecto es repagable o no”, agregó.

Consultado sobre las entidades bancarias con las que trabaja Acindar Pymes, Laya enumeró al banco Nación, Patagonia y BICE. Además, poseen un convenio con el Banco Provincia de Neuquén para sumar a más PyMES neuquinas con algunas opciones muy interesantes.

Laya dijo que las PyMES mejoran la calificación crediticia con la SGR si tienen contratos firmados con operadoras como YPF, Chevron, Shell o grandes firmas radicadas en Añelo o Neuquén. “Si no hay contratos, es difícil que podamos calificar a las empresas”, indicó.

“Nuestra visión de Neuquén es que hay mucho potencial y si hay PyMES que no se manejan adecuadamente, deberán malvender sus acciones a futuro a otras empresas que están a la espera de oportunidades”, advirtió.

Por último, el CEO de Acindar Pymes invitó a las pequeñas y medianas empresas de la región a consultar sobre las posibilidades de asesoramiento y financiación que brindan en Neuquén y en el país. A nivel local, recordó que los empresarios interesados pueden comunicarse con José María Fernández, en la oficina ubicada en la calle Leloir 451, piso 8, oficina E, al celular 154-126288 o bien ingresar acindarpymes.com.ar.
(20180808182301) | Tiempo de lectura 05:53 (1178 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

Acceso
Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014 - Desarrollado por Editorial Patagonia Activa ® 2003-2018 - Tiempo: 0.0696 segundos. (7k)