Año 6 - Edición Digital - Martes 21 de Mayo de 2019 - Añelo - Neuquén - Patagonia - Argentina
Actualidad | Inversiones | Gremiales | Sociedad | Internacional | Policiales | Política | Cultura | Opinión | Correo Lectores | Editorial
ACTUALIDAD
  martes | 26-02-2019 | 09:27 | Tiempo de lectura 02:45 (553 palabras)
Neuquén apura el tren norpatagónico y lo respalda con regalías provinciales

La nueva traza llegará hasta Añelo, corazón de la formación neuquina de Vaca Muerta y bajará costos para la industria, permitiendo el desarrollo de la actividad hidrocarburífera no convencional.

El gobierno de Neuquén quiere respaldar con regalías provinciales la construcción del Tren Norpatagónico —conocido como Tren a Vaca Muerta— y poder agilizar así el proyecto que prevé la construcción de un tendido férreo desde Puerto Galván hasta Añelo.

Con esta iniciativa se pretende respaldar el desarrollo y construcción con un porcentaje de las regalías hidrocarburíferas. La decisión se tomó ante las constantes demoras en el proyecto, luego de la disparada del Riesgo País y las elevadas tasas financieras que siembran dudas sobre el avance del proyecto.

El objetivo de la iniciativa, que se concretaría bajo la modalidad de Participación Público Privada (PPP), es generar un sistema de transporte que reduzca los costos de trasladar los insumos básicos que utilizan las empresas petroleras para sus desarrollos en Vaca Muerta, como son las arenas y equipos pesados.

Y si bien desde el gobierno nacional se avanzó en las últimas semanas del 2018 en una licitación para que las operadoras reserven un cupo de carga inicial, la ecuación económica no termina de cerrar porque aún con esa carga inicial los 90 vagones no tendrían garantizado retornar al puerto con algo que pague el costo del flete, precisa la nota de Victoria Terzaghi en el diario “Río Negro”.

La traza final, que parte de Puerto Galván, pasa por Cerri, llega a Contraalmirante Cordero y desde allí bordea el río Neuquén hasta Añelo, fue tasada el año pasado en 780 millones de dólares.

Según preciso el ministro de Energía de Neuquén, Alejandro Monteiro,los números no terminan de cerrar y es por eso que desde el gobierno neuquino se dispuso una suerte de garantía contingente en regalías para quien desarrolle la obra.

“Para hacer viable el proyecto se le pidió a la Provincia un aporte, que es un porcentaje de las regalías incrementales que pueda tener Neuquén y que se pagarán si el inversor que haga el recambio de las vías no logra, con los pagos que reciba por el uso de las vías, repagar su inversión y tener una rentabilidad”, explicó el ministro de Energía de Neuquén, Alejandro Monteiro.

El proyecto contempla además una garantía inicial de 80 millones de dólares aportada por la Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado (ADIF).

Según los cálculos realizados el año pasado, los volúmenes de carga esperados no permitirían que el desarrollador pueda recuperar a tiempo su inversión para pagar el financiamiento que deberá tomar para realizar los trabajos de mejoramiento y extensión de las vías.

En ese punto es donde la garantía de las regalías neuquinas se accionaría. “Es un aporte contingente porque puede que no sea necesario, pero además porque una vez que el inversor termine de cancelar sus obligaciones, la Provincia comenzaría a recuperar el dinero abonado”, detalló Monteiro.

Buena parte del descalce del proyecto se debe a la extensión de sus plazos. Por un lado, las obras para renovar los 188 kilómetros de vías existentes, construir 90 nuevos kilómetros de red vial y hacer el mantenimiento necesario para el peso que llevará el carguero en los restantes 386 kilómetros, demandarían un plazo de cuatro años.
(20190226092701) | Tiempo de lectura 02:45 (553 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

Acceso
Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014 - Desarrollado por Editorial Patagonia Activa ® 2003-2019 - Tiempo: 0.3917 segundos. (7k)