Año 4 - Edición Digital - Jueves 23 de Noviembre de 2017 - Añelo - Neuquén - Patagonia - Argentina
Actualidad | Inversiones | Gremiales | Sociedad | Internacional | Policiales | Política | Cultura | Opinión | Correo Lectores | Editorial
ACTUALIDAD
  miércoles | 05-07-2017 | 07:59 | Tiempo de lectura 04:19 (864 palabras)
Las inversiones crecieron un 12% en comparación con el 2016

Según datos oficiales, las inversiones superan a las del 2016 pero están un 28% por debajo de las que se concretaron en 2015 en la industria de los hidrocarburos.

Las promesas de inversiones y el publicitado acuerdo entre empresas ligadas al sector hidrocaburíferos y otros sectores productivos que incluyó a los trabajadores petroleros con un nuevo convenio para explotaciones no convencionales, no se manifiestan de la mejor manera en los datos oficiales de inversiones en la provincia de Neuquén.

Si bien se han realizado importantes anuncios, los números reflejan que la producción de gas y petróleo, una de las áreas más beneficiadas y promocionadas por el gobierno nacional, ha invertido un 3% por encima del año 2016 y un 36% por debajo de las que se produjeron en 2015 Argentina.

Los datos surgen de las declaraciones juradas obligatorias que presentan las compañías del sector ante el Ministerio de Energía de la Nación analizados por el Centro de Estudios de servicios públicos y privados y son reproducidas por el diario LM Neuquén. Las inversiones previstas para este año superan en 12% a las realizadas el año pasado, pero están un 28% por debajo de las que se concretaron en 2015 en la industria de los hidrocarburos.

Neuquén es promocionada por el gobierno nacional como la estrella de los hidrocarburos mundiales gracias a contener en su geografía a la mayor parte de la formación Vaca Muerta, el segundo reservorio mundial de gas shale y cuarto de petróleo no convencional. Los anuncios con bombos y platillos de inversiones millonarias en esta formación por parte de un puñado de empresas se escuchan en los medios desde hace unos cuatro meses, pero detrás de la exposiciones mediáticas está la realidad: el boom prometido está lejos aún de llegar a las inversiones concretadas en 2015, cuando ya había caído el precio mundial del crudo del pedestal que ocupaba cuando Argentina decidió ir por el gas y el crudo contenido entre la roca del subsuelo neuquino.

En 2015, las petroleras invirtieron en Neuquén 5110 millones de dólares. El flujo de inversiones en este sector cayó a 3271 millones de dólares en 2016 en la provincia. Y para este año se prevé que las empresas hidrocarburíferas desembolsen unos 3680 millones de dólares. Los montos consignados para 2015 y 2016 grafican inversiones concretadas, mientras el expuesto para 2017 expresa los planes que tienen las empresas para el año en curso.

Los datos indican que, en el mejor de los escenarios, en Neuquén ocurriría este año una llovizna de inversiones, alejada de anuncios y a pesar de medidas de flexibilización laboral para trabajadores petroleros y los millonarios subsidios para sostener un precio del gas en boca de pozo más alto que en cualquier otro país de América.

Los números entregados por las petroleras al Ministerio de Energía contradicen las expectativas expresadas por el Presidente con respecto a la recepción de 6000 millones de dólares de inversión de las petroleras en Neuquén durante este año. A su vez, alejan la posibilidad de que se concreten alrededor de 10 mil millones de inversiones petroleras en la provincia, como prometió Macri al anunciar el acuerdo con el gremio que dirige Guillermo Pereyra.

Según los datos del ministerio, el 12% de aumento interanual en el volumen de inversiones que se proyecta para Neuquén junto al 11% de incremento que se espera en Chubut arrastraron el índice nacional a valores positivos, de lo contrario la inversión estimada a nivel país para 2017 sería inferior a la concretada el año pasado. Con los guarismos de las dos provincias patagónicas, el índice nacional de inversiones previstas en materia hidrocarburíferas alcanzó el 3%. Mientras que en la comparación con el 2015 arroja una diferencia negativa para el año en curso del 36%. Sólo en La Pampa mejoró la inversión prevista para el corriente respecto de la concretada en 2015.

Un dato preocupante dentro del análisis de las estadísticas de inversión analizadas por el Centro de Estudios de Servicios Públicos y Privados es una notable caída interanual en el flujo de inversiones en exploración, un rubro que presentó una merma del 36% de un año al otro. Mientras que en 2016 se invirtieron 547 millones de dólares, este año se prevén desembolsos por 353 millones de dólares.

Más preocupante es el escenario para el país si se consideran los datos presentes de producción de hidrocarburos. En el primer cuatrimestre de 2017 cayeron los volúmenes de producción de petróleo, un 8,6%, y de gas, un 0,6%.

Las inversiones en perforación de pozos caerán este año un 6% respecto de 2016 y 44% en comparación con el 2015 en todo el país. Neuquén presenta números particulares en esta materia: las inversiones en pozos de gas previstas están 1% por encima de las concretadas en 2016, pero un 25% por debajo de las de 2015.

La reducción de las inversiones en perforación se refleja en una caída del 42% en la cantidad de equipos de perforación activos en el país, comparando mayo de este año con diciembre de 2017, según los últimos datos publicados por Baker Hughes, que realiza el relevamiento a nivel mundial.
(20170705075901) | Tiempo de lectura 04:19 (864 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

Acceso
Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014 - Desarrollado por Editorial Patagonia Activa ® 2003-2017 - Tiempo: 0.0294 segundos. (7k)